28.8.10

Entre tus brazos, cualquier pena que hay en mi alma desaparece. Ya no hay dolor, me siento segura, feliz y llena de amor. Entre tus brazos cada día quiero despertar, sentir tu calor y protección que sólo rodeada de ti puedo percibir. Pues en cada segundo descubro que eres tú lo que necesito para estar, es que sin ti la vida y la alegría de la mano se van.

No hay comentarios:

Publicar un comentario